Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Sala Roja y Verde abren sus puertas a cuatro nuevos espectáculos en los que se mezcla lo circense, con la acrobacia y el humor surrealista. Producidos dentro de la programación del ciclo Escenas de Verano, que tiene lugar en toda la Comunidad de Madrid, estos montajes para todos los públicos nos invitan a con nuestras fragilidades, mientras que la vez ofrecerán poesía visual, habilidades físicas extraordinarias y, sobre todo, comedia.

Hay veces en las que el teatro nos hace reflexionar. Otras, en las que simplemente nos entretiene. Y otras, las más importantes, en las que nos recuerda por qué el arte es tan importante en nuestras vidas; aquellas en las que su ingrediente principal es esa chispa capaz de encender todo nuestro interior: la ilusión. El ciclo Escenas de Verano abre su programación a esos espectáculos que nos harán recordar la emoción y la inocencia (para los que todavía conserven algo de eso) por medio del circo, el humor y las acrobacias. Los Teatros del Canal estrenan cuatro nuevos montajes, en los que poesía visual, habilidades físicas extraordinarias y comedia se entremezclarán en universos de ensueño.

“Son espectáculos para todos los públicos que componen un catálogo de las artes circenses más conocidas: magia, acrobacias, aéreos, malabares, equilibrios…”, afirma Lola Lara, directora de Teatralia Circus. “Disciplinas diversas y mezcladas entre sí, en ese lenguaje del circo más actual que se funde, a su vez, con la danza contemporánea y el teatro físico”. Esta compañía rendirá homenaje a la figura del payaso a través de su producción Rien à dire, en la que “en un mundo obsesionado con el éxito, nos conecta con nuestra fragilidad, nos conmueve”.

Los otros montajes incluyen Y ahora qué?, de la Compañía Puntocero, que mediante un espectáculo de acrobacias, contará la historia de una casa construida con 910 metros de cuerda, dos artistas de circo y una pintora sexagenaria. Por su parte, el grupo La Gata Japonesa interpretará Los viajes de Bowa, su segundo espectáculo, nómada y huérfana, encuentra una botella con un mensaje y emprenderá así un viaje que la cambiará para siempre. Por último, Cirque Entre Nous estrena Le Grenier (el ático), una invitación a descubrir un espacio detenido en el tiempo, en el que cinco personas se encuentran con el objetivo de ordenar sus recuerdos. Mientras desempolvan los objetos, se encuentran con sus ilusiones, deseos y sueños olvidados.

El ciclo tendrá lugar desde mañana 24 julio hasta el 15 de agosto. Las entradas y demás información están disponibles en el siguiente link.

Por Guillermo Názara