Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

© The Really Useful Group / LW Theatres

Hoy celebramos una de las fechas más importantes para cualquier amante de este género. Pese a las circunstancias especiales que vivimos este año, el teatro sigue vivo entre nosotros, también gracias a la colaboración de tantísimos artistas. Porque nada puede parar la creatividad y la imaginación, ¡acompáñanos en esta fiesta por la cultura!

Un año más, llega el 27 de marzo. Una fecha que para muchos tan solo significa un día más. A decir verdad, para mí también. Y seguro que lo mismo ocurre con todos los que aman aquellas historias que transcurren sobre las imaginarias paredes de un escenario. El 27 de marzo es tan solo un día más: un día más para reafirmarnos en nuestros sentimientos; para seguir compartiendo una pasión que para muchos es innata; en definitiva, para seguir disfrutando de aquello que tanto amamos: el teatro.

El 2020 marca, sin embargo, la mayor paradoja a la que cualquiera en esta profesión se podría enfrentar: celebrar el día internacional de este medio sin poder acceder a él, al menos, no de la forma en la que normalmente lo hemos hecho. Ya hace semanas que ningún personaje pisa las tablas de ninguna sala. Y sus fachadas ya no resplandecen con sus brillantes luminosos. Las ciudades, de un modo u otro, se han apagado un poco, pero no lo han hecho ni la ficción ni el género que tanto admiramos.

Y es que ha sido la valentía y la determinación de tantos artistas la que ha permitido que el teatro siga vivo pese a que no podamos salir de nuestros hogares: obras retransmitidas, grabaciones de números compartidos (a veces, incluso gratuitamente) por redes, conciertos en directo interpretados en sus propias casas… Está claro que cualquier sociedad se sustenta sobre varios pilares, cada uno indispensable y dependiente de los demás. El arte y el entretenimiento son uno de ellos, y seguro que tantos días de confinamiento le habrán abierto los ojos a más de uno.

Porque en este día, porque en estas circunstancias, queda claro que la cultura es un bien imprescindible. ¡Resistiremos! Feliz Día Internacional del Teatro.

Por Guillermo Názara