Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El proyecto busca fomentar la inclusión social de sus alumnos a través de las artes, de forma que cada uno saque lo mejor de sí mismo. La iniciativa, que dará comienzo en octubre, estará acompañada del estreno de la obra Tullidos, que refleja la violencia física y psicológica que sufren las personas ancladas en la mentira y la soledad.

Hace poco más de un año, el director Juan Carlos Rubio aseguraba que “el teatro lleva 25 siglos siendo un reflejo de la humanidad, un espejo en el que el ser humano se mira para ser mejor”. No hay duda de que la Sala Tarambana se ha tomado en serio estas palabras; y si no las ha oído, comparte este pensamiento, porque su última iniciativa es un claro ejemplo de él: una preciosa forma de ayudar e integrar a través de las artes escénicas.

La compañía inaugura el Centro Inclusivo de Artes múltiple (CIAM), con el que pretende agrupar diferentes disciplinas como teatro, danza, música, pintura o canto para fomentar el talento de personas con distintas discapacidades. Su trayectoria comenzará con la apertura de la Escuela de Teatro Brut, que estará dirigida por Manu Medina, que ha creado una innovador sistema que tratará de trabajar “desde el propio individuo, desde la experimentación, un trabajo de sensaciones e impulsos que luego se concretan o encuadran, pero que parte de lo más genuino de cada ser para convertirse en su propio lenguaje”.

De esta manera, los alumnos podrán sacar lo mejor de ellos mismos, para así fomentar la integración de personas con necesidades especiales o que están en riesgo de exclusión social. La iniciativa, impulsada por el gerente de la Sala Tarambana Nacho Bonacho, contará con un equipo de profesionales con amplia formación y experiencia. Entre ellos, se encuentran Javier Crespo (Voz e Interpretación), Cristo Barbuzano (Expresión Corporal e Interpretación), Eva Bedmar (Formación infantil) y Mª Pilar Rodríguez García (Escuela de Padres y Madres). Todos compartirán una doble misión: educar tanto en lo artístico como en lo social.

El proyecto, cuyo plazo de inscripción ya está abierto, llegará acompañado del estreno de la obra Tullidos, que tras su paso por el festival SURGE 2018, se representará en la Sala Tarambana todos los jueves a partir del 11 de octubre. Escrita y dirigida por Manu Medina, la obra se define como “un retrato brutal y sobrecogedor sobre la violencia física y psicológica alrededor de unos personajes anclados en las mentiras y la soledad”.

Puedes saber más sobre los proyectos de la Sala Tarambana en este enlace.

Por Guillermo Názara