Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El reportaje, que se proyectará por primera vez en Madrid el próximo mes de junio, incluye vídeos inéditos del montaje, además de entrevistas con sus intérpretes, equipo creativo y celebridades del momento. Junto a la publicación del libro y la representación de su versión sinfónica, el documental cierra una trilogía en la que se ha tratado de recuperar uno de los grandes legados culturales de nuestro país.

Corría el año 1975 cuando España se adentraba en un periodo de cambio que marcaría el mayor “antes y después” de su Historia. Una época de avance, de apertura al progreso, que en el sector del espectáculo se traducía en la llegada, algo tardía, del teatro musical. Ningún adelanto está libre de polémica, pero el caso de esta producción batió récords. Aclamado por el público y despreciado por los creyentes, en el Teatro Alcalá Palace había nacido uno de los montajes más inolvidables de Madrid; se había estrenado Jesucristo Superstar.

El próximo lunes 18 de junio a las 20:00 h, el Palacio de la Prensa proyectará el documental Jesucristo Superstar: un hito en la historia del musical español, un evento que rendirá homenaje al proyecto que muchos bautizaron como “la locura de Camilo Sesto”. Producido por Creavimusic S.L., el reportaje incluye los pocos vídeos inéditos que se conservan de la representación, que no contaba con una grabación oficial, además de imágenes e informes de la censura del momento.

Por otro lado, el documental incluye entrevistas a miembros del reparto y equipo creativo, además de algunas celebridades, como Camilo Sesto, Ángela Carrasco, Teddy Bautista, Jaime Azpilicueta, Nacho Artime, Juan Echanove o  Maria José Cantudo.  Tras la publicación del libro Jesucristo Superstar: La Pasión de Camilo Sesto, por Marta G. Sarabia (directora del documental y fundadora de Creavimusic S.L.), y los conciertos Jesucristo Superstar: Versión Concierto Sinfónico, este reportaje pone punto y final a una trilogía en la que se ha tratado de recuperar el legado de uno de los acontecimientos culturales más importantes de nuestro país.

Por Guillermo Názara