Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

captura

El espacio incluye tres obras adaptadas al público adulto e infantil, en el que el espectador será un personaje más de sus escalofriantes historias. El concepto, creado por el actor y dramaturgo Rául de Tomás, mezcla la fantasía con lo paranormal y el thriller psicológico; dentro de un universo espeluznante creado por un gran equipo de intérpretes, guionistas y expertos en efectos especiales.

No intentes escapar, el miedo se esconde en cada rincón de esta sala. Miles de espectadores ya han descubierto el verdadero significado de “vivir el teatro”.  Este otoño, el Paseo de la Esperanza nº 16 se ha convertido en la Cámara de los Horrores de Madrid; y su éxito garantiza que seguirá siéndolo por mucho más tiempo.

El formato, creado por el actor y dramaturgo Raúl de Tomás, cuenta con más de 200 metros cuadrados en los que cada rincón alberga una tétrica historia. Divididos en dos plantas y tres ambientes (un vestíbulo, una escalera y -¿cómo no?- una cripta), el escenario incluye decenas de objetos con un escalofriante pasado; en los que se mezcla el terror psicológico con lo paranormal e incluso la fantasía.

Destruyendo por completo la cuarta pared, el público será responsable de lo que suceda con la trama, inmerso en una ficción que no se puede “disfrutar” sentado en una butaca; y que como sus autores dejan muy claro, va más allá del mero pasaje del terror. Una experiencia 360º respaldada por un gran equipo formado por actores, guionistas y especialistas en efectos visuales y sonoros, escenografía y magia; y a la que solo pueden acceder 60 víctimas por función…

La Caja del Terror incluye 12 representaciones por semana, con una programación tematizada durante todo el año y adaptada para adultos, La Noche de los Vampiros, y también para los pequeños valientes, Juan Sin Miedo; además de un siniestro juego de escape titulado La Criatura. Las entradas están disponibles en el siguiente enlace. Imprescindible cogerlas con tiempo, ¡se agotan enseguida!

Por Guillermo Názara (@MrNazara)