Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

LosCaciques

La versión actualizada de la obra de Arniches se estrenó el paso 20 de enero en el Teatro Marquina. Guillermo Názara nos ofrece su visión sobre la producción, que se representará en Madrid tan solo por tiempo limitado.

La corrupción ha asaltado el Teatro Marquina. Un alcalde dispuesto a hacer lo que sea con tal de adueñarse del dinero público; unos concejales decididos a apoyarle para compartir los beneficios; y unos pícaros deseosos de engañar a los ediles para que vacíen sus arcas. El universo ácido y crítico de Carlos Arniches ha regresado a Madrid por tiempo limitado; y la forma no podía ser mejor.

La nueva versión de Los Caciques, dirigida por Ángel Fernández Montesinos (quien también se ha ocupado de la adaptación junto a Juanjo Seoane), pone de manifiesto la atemporalidad de uno de nuestros autores más destacados de principios del s. XX. Un humor que conserva la misma frescura que la primera vez que se representó (allá por los años 20), acompañado de un ritmo narrativo dotado de tanta agilidad que hace que el verdadero drama sea que se acabe la representación.

De su excelente reparto, destaca la actuación de Juan Jesús Valverde, cuya fluidez y naturalidad  sacan a relucir la acidez y genialidad propias de la producción de Arniches. Un montaje que, pese a los años de la pieza, refleja a la perfección la realidad política de hoy en día; demostrándonos que por mucho progreso, hay cosas que nunca cambian.

Por Guillermo Názara (@MrNazara)