Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La-Novia

Con motivo de la última adaptación del famoso drama de Lorca, el Instituto Cervantes organizó una representación especial en la que se interpretaron sus pasajes más importantes. Guillermo Názara nos cuenta su visión sobre esta función única, protagonizada por algunos de los mejores actores españoles del cine, teatro y televisión.

Un amor tan fuerte que mata. Una pasión tan grande que hace esclavo al destino. Un texto tan bello, y tan real, que nadie puede escapar de su embrujo. La magia de Lorca quedó preservada entre las páginas de sus obras, esperando a que alguien la liberara para reencontrarse una vez más con el público. La semana pasada, el Instituto Cervantes fue testigo de ese espectáculo.

La memoria de uno de nuestros mayores genios del teatro era honrada a través de las palabras su sobrina nieta, encargada de leer el prólogo de la desalentadora trama; un romance auténtico, pero prohibido y condenado al fracaso. Desde ese momento, los vertiginosos versos del poeta andaluz resonaban con ímpetu en una sala completamente callada; inmersa en la tragedia de dos familias cuyo destino no es otro que la desgracia.

Inma Cuesta, Luisa Gavasa, María Alfonso Rosso… Un elenco de primera para dar vida a unas líneas, cuanto menos, sobresalientes. Mera improvisación, sin ningún tipo de ensayo previo salvo el de asignar los roles –y hasta eso se tuvo que organizar ante la audiencia en el algún momento-; pero que demuestra la perfección de una pieza en la que cada palabra crea una conexión con el espectador. Así lo dijeron al comenzar la lectura y así lo pensamos los que amamos este género: después de Cervantes, nuestro mayor representante es Lorca.

Por Guillermo Názara (@MrNazara)