Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Stephen_Dolginoff

Desde que el inquietante crimen de Leopold y Loeb pisó las tablas de Nueva York en forma de musical hace más de 10 años, su fama y éxito no han dejado de crecer no solo en EE.UU, sino alrededor de todo el mundo. Su autor, Stephen Dolginoff  se ha convertido en uno de los mayores referentes de una nueva generación de dramaturgos, decididos a ofrecer un nuevo formato dentro de este género, más atrevido y arriesgado  que el convencional. En esta nueva entrevista para Primera Fila, Guillermo Názara Reverter se reúne con el compositor y libretista para que nos hable de sus inicios como escritor, futuros proyectos y todos los entresijos de Excítame, el musical que “estremece” la cartelera madrileña. 

¿Cómo te empezaste a interesar por el teatro musical?

El teatro musical siempre me ha fascinado desde que era muy joven. Desde mi niñez siempre he formado parte de proyectos relacionados con este género. Solía trabajar en un teatro que producía obras para niños y toda la familia y a menudo representaban musicales originales. Pude palpar el proceso de creación de la música y las letras, que me parecía fascinante. Como tocaba el piano, siempre experimentaba para crear nuevas melodías; empezar a escribir también las letras fue algo natural.

¿Cuáles fueron tus comienzos en el mundo del espectáculo?

Fue mientras estudiaba mi carrera en interpretación en la Universidad de Nueva York. Me aburría y comencé a darme cuenta de que mi verdadero talento era escribir y componer. Así que empecé a escribir un musical durante mi tiempo libre; y la Universidad decidió producirlo. En ese momento ya estaba seguro de que debía moverme al Departamento de Escritura Dramática, en el que finalmente me gradué.

Eres uno de los poquísimos autores que escriben tanto la partitura como las letras y el guion de sus obras. ¿Cómo consigues desempeñar tantas funciones tú solo? ¿Te gustaría colaborar con otro autor en el futuro?

Para mí tiene sentido; significa que cada aspecto del musical se filtra a través de una sola mente y visión. Cuando el letrista que hay en mí está listo para trabajar, el compositor está siempre ahí. La verdad es que no puedo imaginarme colaborando con alguien en un proyecto. ¡Pero nunca se sabe!

¿Cuáles dirías que son tus mayores influencias en tu música? ¿Y en tus letras y diálogos?

Me influyen todos los geniales escritores y compositores de Broadway. Algunos de mis favoritos son Kander y Ebb, Stephen Schwartz y Howard Ashman.

Cuando estás escribiendo un musical, ¿qué proceso sigues? ¿Cómo construyes una escena? ¿Empiezas escribiendo el número musical o los diálogos?

Varía mucho, dependiendo del proyecto. Normalmente hago un tratamiento, de modo que pueda tener una idea de toda la historia y dónde colocar las canciones. Algunas veces escribo una o dos canciones al principio, solo para acercarme un poco más a la historia y a los personajes. Pero normalmente suelo empezar por el principio y desde ahí continúo hasta el final. Cuando estoy trabajando en una canción, escribo las letras; y mientras hago esto, puedo oír la música que lo acompaña. Así que en realidad creo la música y las letras a la vez. Una vez las letras están terminadas, tan solo necesito un poco de tiempo para sentarme al piano y transcribir la melodía ya creada; aunque a veces es un poco diferente a lo que originalmente sonaba en mi cabeza.

Excítame (Thrill Me) es con diferencia tu obra más aclamada, tanto por el público como por la crítica. ¿Cómo se te ocurrió adaptar la historia de un crimen a un musical?

Llevaba tiempo deseando hacer un musical con solo dos personajes, que tratara sobre los cambios de poder en una relación. Por otra parte, siempre había planeado crear un verdadero musical sobre crímenes. Cuando descubrí  la historia de Leopold y Loeb, me di cuenta de que podía alcanzar esos dos objetivos en un musical.

Aunque este musical ha tenido mucho éxito, los musicales sobre casos de asesinato son bastante atípicos. ¿En algún momento temiste que el argumento no se ajustara a los gustos del público?

Si me lo hubiera pensado un poco más, lo habría rechazado. Pero estaba tan emocionado con la posibilidad de musicalizar la historia que no le di demasiadas vueltas. De todas formas, hay muchos musicales oscuros relacionados con asesinatos, como El fantasma de la ópera, Los miserables, Sweeney Todd, etc. Así que pensé que podría ser buena idea. Al principio fue difícil atraer a los productores y a los teatros para que hicieran una primera producción, así que tuve que esperar durante unos años. Pero una vez ha cosechado éxito, no ha dejado de crecer.

También has interpretado el papel de Nathan Leopold, uno de los protagonistas de Excítame, en la producción Off-Broadway. ¿Supone algún reto interpretar a alguien que, de algún modo, tú mismo has creado?

Fue un reto enorme, pero también fue una experiencia maravillosa. Aprendí a apreciar más a los actores. Descubrí que se necesita mucha energía para mandar en un escenario durante 90 minutos sin salir de escena en ningún momento. También aprendí que , a veces, es más duro entonar notas altas dependiendo de dónde te tienes que colocar y dependiendo de lo que tengas que hacer en el escenario.  Nunca tuve que pensar en esas cosas antes de subirme al escenario e interpretar mi propia obra. Es algo que me gustaría que todo autor pudiera experimentar.  Interpreta a  Nathan Leopold  en Excítame probablemente ha sido el momento más emocionante de mi vida. Y ni siquiera fue idea mía; el productor me pidió que hiciera de sustituto de emergencia.

Desde su estreno en Nueva York, Excítame se ha representado en montones de ciudades alrededor del mundo. Si tuvieras que elegir una de todas las producciones internacionales, ¿cuál sería?

De momento ha habido más de 100 producciones en 15 países y en 10 idiomas. Así que me resulta imposible elegir. Cada producción de Excítame me agrada de algún modo. Estoy más que “excitado” de que vaya a volver a Madrid. Creo que Alex, David y toda la compañía están haciendo un estupendo trabajo.

Además de Excítame, también has escrito otras obras que han contado con una buena acogida, como Flames, que acabas de estrenar en Londres. ¿Qué nos puedes contar sobre esta nueva pieza? ¿Por qué Londres en vez de Nueva York?

Lo he escrito como una continuación de Excítame, pero la historia es contemporánea y original; incluso tiene más suspense y misterio. La primera producción de Flames se llevó a cabo en Iowa, en el centro de EE.UU; posteriormente se representó en Louisian, al sur. La editorial de Flames, Samuel French Inc., concertó una producción en Londres en el Waterloo East Theatre, que es un gran teatro.

He oído cosas muy buenas desde su estreno, y parece que se va a convertir en un gran éxito en Londres. Con un poco de suerte, quizás habrá una producción en Madrid algún día. De momento, no hay planes para una producción en Nueva York, pero eso podría cambiar.

Esta es la trama:

Hace un año, Edmond murió en un horrible incendio. Se llevó con él los sueños de su prometida, Meredith; la confianza de su mejor amigo, Eric; y las respuestas a las ardientes preguntas que todavía hay sobre su muerte y el crimen que cometió. Pero en una noche de tormenta , en el cementerio donde descansa, los secretos de su pasado finalmente dejarán de estar enterrados. Y aquellos que dejó atrás finalmente dejarán de estar callados. En este musical de suspense original hay suficientes giros y sorpresas para mantener al público incierto hasta los impactantes momentos finales.

La producción canadiense está a punto de abrir. ¿Va a ser una nueva versión o una réplica?

Será una nueva versión, sobre la cual estoy muy emocionado. Se representará en Montreal y una estrella local interpretará a la protagonista.

¿Hay algún nuevo musical en el que estés trabajando o planeas trabajar en alguno pronto? ¿Planeas dedicarte a algo más que a componer y escribir  -quizás dirigir-?

Sí, estoy muy ilusionado con mi nuevo musical Monsters Makers (Creadores de monstruos), que consiste en tres minimusicales. Aquí te dejo la sinopsis:

En la Alemania de los años 20, ¿el director F. W. Murnau perderá el juicio iniciado por los herederos de Bram Stoker por la película muda Nosferatu, sospechosamente similar a Drácula? ¿Se destruirán todos los ejemplares?

En el Hollywood de los años 30, ¿el maquillador Jack Pierce creará la apariencia distintiva del monstruo de Frankenstein? ¿O le pondrá obstáculos el estudio?

En la Inglaterra de los 70, ¿conseguirá el actor Peter Cushing terminar el final de las secuelas de Frankenstein y Drácula? ¿O se impondrán en su camino fuerzas externas? ¿Estarán sus fans del terror desilusionados? ¿Lograrán todos estos hombres triunfar mientras luchan por su arte contra los diversos “monstruos” a los que se tienen que enfrentar? Tal y como estos creadores de monstruos descubrirán, ¡a veces la vida puede ser más escalofriante que las películas!

Se estrenará en 2015.

También me han encargado escribir mi primera obra hablada, que se titula Escape y pronto la publicará Playscripts Inc. No tengo intención de dirigir, ¡escribir y componer me mantienen muy ocupado!

Entrevista realizada por Guillermo Názara Reverter (@MrNazara)