Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

dordDespués de más de dos décadas pisando las tablas en los teatros más prestigiosos de nuestro país, David Ordinas se ha convertido en uno de los mayores iconos de los musicales en España. Rum Tum Tugger, la Bestia, Javert… son tan solo algunos de los nombres que conforman la larga lista de personajes a los que el actor mallorquín ha dado vida a lo largo de su prolífica carrera. En esta nueva entrevista para Primera Fila, Guillermo Názara Reverter se reúne con el intérprete para hacer un repaso por los momentos más importantes de su trayectoria profesional y conocer los entresijos de sus proyectos más famosos.

En tus inicios querías dedicarte a la canción, ¿qué fue lo que te atrajo del mundo de la interpretación para querer trabajar en él?

Yo estudié turismo en Mallorca porque aunque suene a antiguo (y aun pasa un poco) dedicarse a cantar o actuar no era una salida posible. Tenía un grupo de heavy metal con el que disfrutaba muchísmo y eso me llevó a estudiar canto en el Conservatorio, mediante un casting descubrí el musical y desde ese momento no he parado de hacerlo. Digamos que el teatro me eligió a mí dándome una manera de vivir, ¡y siempre le estaré agradecido!

¿Cómo comenzaste tu carrera como actor?

En el musical Los Fantasticks; maravillosa experiencia y mejor recuerdo.

En 2004 diste vida a Rum Tum Tugger, el gato rebelde de la legendaria obra de Andrew Lloyd Webber, Cats. ¿Qué retos supuso formar parte de uno de los dance musicals más ambiciosos. 

Aunque fuera uno de los personajes que menos bailaba si que me tuve que poner las pilas con el baile, tuve la suerte que el personaje era un cara dura así que simplemente fui yo mismo (risas).

Poco después te mudaste a Nueva York para seguir estudiando. ¿Qué destacarías de tu experiencia en los EEUU?

Ha sido básico para mi formación. Necesitaba un training de calidad y con el menor tiempo posible; fueron 2 años muy muy intensos pero que han marcado mi manera de actuar y enfrentar un papel. Gracias a eso no le tengo miedo a nada; y con los años, lo voy demostrando (risas).

¿Qué crees que se debería mejorar en la educación española en cuanto a teatro musical en comparación a la americana?

Ya está mejorando mucho, simplemente no tenemos una cosa que es imposible de obtener: ¡TIEMPO! Nos llevan muchos años de ventaja y eso solo se compensa con una sociedad inmersa en la cultura y con el talento siempre en crecimiento y reconocido.

En el 2008 protagonizaste La Bella y la Bestia, uno de los musicales más populares en nuestro país. ¿Qué desafío suponía ponerse cada noche en la piel de un personaje tan complejo como Bestia?

Como ya te dije volví de NYC sin miedos así que lo enfrentaba cada día con mucha ilusión e inmenso agradecimiento. Sí, era muy dura la preparación: fueron 2 años y medio y mas de 850 funciones. Son MUCHAS horas sentado delante de un espejo maquillándote (risas).

También has formado parte del elenco de la producción de 2010-2011 de Los Miserables. ¿En qué crees que radica el éxito de esta obra?

Es un clásico, es una historia universal genialmente contada, lo tiene todo.

Durante tu estancia en este musical grabaste, junto con tus compañeros de reparto, varias entregas de una webserie titulada “Humor Miserable”, en los que parodiabais situaciones “cotidianas” y varias canciones populares. ¿Cómo surgió la idea?  ¿Piensas retomar la serie en el futuro?

Todo empezó en twitter con mis seguidores y simplemente con fotos: en los entreactos de la obra, entre compañeros me vestían o me maquillaban y la gente tenía que adivinar quién era. Qué bien lo pasábamos… Supongo que era una manera de contrarrestar el drama que se vivía en el escenario de Miserables (ríe). Fuimos evolucionando y empezaron los vídeos con escenas de películas y después evolucionó hacia los videos más originales y con muho trabajo detrás; tanto que ahora mismo me es imposible hacer más entregas, ya que es demasiado trabajo y no puedo con todo. Aun así, algún día os sorprendo con una nueva entrega, ¡¡¡ojalá!!!

Últimamente también te has dado a conocer como dramaturgo y compositor con obras de microteatro como En un encender y un apagar y Cuento atrás. Háblanos un poco sobre ellas. ¿A raíz de qué nace el deseo de escribir estas piezas? ¿Qué retos supone ser al mismo tiempo el creador e intérprete de una obra?

La necesidad y el no tener miedo a nada. Vivo de algo muy complicado. Por desgracia, no he tenido la suerte de salir en la tele, así que si quiero seguir dedicándome a esto, debo hacer todo lo que pueda. Con Venidos a Menos cogí un poco de confianza a la hora de escribir. Ya llevaba tiempo componiendo, así que cuando Microteatro y Stage crearon la convocatoria de Micromusicales no pude resistirme. Y ya llevo 4 compuestos (3 de ellos escritos también), que se han estrenado en Málaga, Segovia, Miami y Perú. Nunca pensé que me iban aportar tanto.

Otro de tus proyectos más recientes y populares es el concierto Venidos a menos, que protagonizas con Pablo Puyol. ¿Cómo surge la idea y cuál ha sido el proceso de creación?

Estamos muy orgullosos de seguir después de 2 años. El proceso fue muy sencillo: muchas horas delante de una guitarra y un ordenador (ríe). Teníamos la necesidad de hacer algo nuestro y así lo hicimos, tan sencillo como esto. Debemos decir que no hubiera sido posible sin la ayuda desde antes de empezar; incluso de nuestros seguidores,  ¡que son LO MÁS!

¿Qué crees que diferencia a Venidos a menos de cualquier otro espectáculo en cartel?

Las bestialidades que decimos y que las canciones realmente están muy bien cantadas y conseguidas. Aunque digamos barbaridades, está todo muy bien cuidado y ensayado.

En enero retomaste tu papel en el exitoso show Póker de voces, que protagonizas junto a Daniel Diges, Pablo Puyol e Ignasi Vidal. ¿Cómo ha sido reencontrarte con tus compañeros en esta obra después de casi 3 años? ¿Qué novedades incluye esta versión?

Es un espectáculo maravilloso; es una celebración a nuestras carreras y al teatro musical, que es lo que nos ha unido. Acabamos de terminar lo que será la versión definitiva del show y creo que ha quedado muy redondo. Hay de todo, por supuesto: musicales, ópera, clásicos, humor, una banda increíble; no se le puede pedir más a un show. Tengo la certeza que nos traerá cosas muy buenas. Va a ser lento, porque nuestras carreras siguen en marcha, ¡pero poco a poco llegará lejos!

¿Estás trabajando en algún otro proyecto?

Varias cosas. Pero, como siempre, es mejor no decir nada hasta que se firmen.